¿Causas según la FAO de las pérdidas y desperdicio de alimentos? (y 4)

Una vez cuantificadas las pérdidas e identificado su origen en la cadena de suministros de alimentos (CSA), veamos qué motiva dichas pérdidas según la FAO.  En el documento “pérdidas y desperdicio de alimentos en el mundo – alcance, causas y prevención” (FAO, 2012), se señalan diferentes causas, todas ellas de carácter genérico, que se presentan a continuación. Entre comillas se presentan frases extraídas literalmente del documento.

En lo que se refiere a los países industrializados:

  • “Se pierden (tiran) alimentos cuando la producción excede la demanda”. La producción agrícola está sujeta a imponderables como el mal tiempo, los ataques de plagas. Esto obliga a veces a que los agricultores planifiquen producciones por encima de las necesarias, para tener una mayor garantía de que podrán entregar las cantidades acordadas. Las producciones excedentarias muchas veces ni si quiera entran en la CSA.
  • “Los supermercados imponen altos «estándares estéticos» para los productos frescos”. Esta es una realidad ampliamente señalada que afecta principalmente a tubérculos, frutas y hortalizas. La normativas y las empresas de distribución marcan unos estándares de calidad sobre peso, calibre y apariencia que provocan que parte de las producciones no lleguen a comercializarse.
  • “Tirar es más barato que utilizar o reutilizar”. Esto hace referencia a procesos que tienen lugar en las industrias alimentarias en los que partes comestibles de las materias primas son eliminadas con vistas a obtener un producto final de características homogéneas. Estas partes a veces se redirigen a la obtención de otros productos para consumo humano, pero en muchas ocasiones se tiran, por resultar la opción más barata y cómoda.
  • “La gran cantidad de alimentos en las estanterías y la amplia variedad de productos y marcas disponibles…” Los consumidores estamos acostumbrados a disponer de una amplia variedad de productos en las tiendas. De hecho es lo que esperamos y exigímos, sin ser conscientes de que esta variada oferta de alimentos aumenta las posiblidades de que una parte de ellos acabe caducando antes de que se venda.
  • “El alto poder adquisitivo y la actitud del consumidor conllevan un alto desperdicio de alimentos en los países industrializados”. Muchos de nosotros podemos permitirnos el lujo de desperdiciar comida. La cantidad de alimentos disponibles por persona en tiendas y restaurantes es enorme. Hay una gran incitación a la adquisición en tiendas o al consumo en restaurantes de comida a bajo precio y en cantidades superiores a las finalmente consumidas.

En los países en desarrollo:

  • “En los países en desarrollo, y a veces en los países desarrollados, se pierden en alimentos debido una recolección prematura”. Esto ocurre motivado por deficiencias alimentarias o necesidad imperiosa de dinero. Los alimentos recolectados antes de tiempo tienen menor valor nutritivo y económico y pueden desperdiciarse si no son adecuados para el consumo.
  • “Las escasas instalaciones de almacenamiento y la falta de infraestructuras causan pérdidas de alimentos durante la poscosecha” de productos frescos. Las infraestructuras de transporte y energía son muy deficientes en muchos países en desarrollo, limitando así las posibilidades de comercialización de muchos productos frescos. Las instalaciones de almacenamiento y tratamiento poscosecha (y pos-sacrificio) son escasas,  suelen tener muchas deficiencias constructivas, habitualmente carecen de sistemas de refrigeración, se gestionan de forma poco eficiente.
  • “La falta de instalaciones de procesamiento”. No hay capacidad para procesar y conservar productos frescos. Las instalaciones de procesamiento suelen suponer un coste de inversión importante, difícil de recuperar, sobre todo en aquellas instalaciones cuya actividad no se prolonga más allá de unos meses al año, en función de la estacionalidad de la producción.
  • “Sistemas comerciales inadecuados”. Escasez de instalaciones de mayoristas, supermercados y vendedores minoristas con condiciones adecuadas de almacenamiento y venta de alimentos.
  • El desconocimiento conduce a la pérdida de inocuidad de muchos alimentos.  Además de la escasez de infraestructuras e instalaciones apropiadas de almacenamiento, procesamiento y distribución (ver ejemplos en Mozambique); en muchos países en desarrollo es muy difícil cumplir con unos estándares mínimos de inocuidad alimentaria, debido también a una falta de conocimiento y capacidad por parte de los distintos operadores de la CSA para aplicar prácticas de manejo alimentario adecuadas. Es habitual el uso de agua contaminada, el mal uso de pesticidas y de medicamentos veterinarios; el desconocimiento de las buenas prácticas de manipulación de alimentos, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s